EN DESARROLLO. Marina Morla

“Todo lo que es valioso en la sociedad humana depende de la oportunidad para el desarrollo concedida al individuo.
Albert Einstein

Sucede, equivocadamente, que ciframos el desarrollo ajeno con arreglo a nuestra cultura y, amparados en la defensa del mismo, así como en su libertad, organizamos y dirigimos a otros pueblos al suicidio de sus costumbres y a la destrucción de su cultura. Ser consciente de que no estamos en posesión de la verdad y de que cada pueblo necesita decidir su futuro es importante para evitar grandes males y respetar su identidad. Lamentablemente, todos sabemos que, abanderando la libertad, se organizan muchas guerras y masacres cuyo fin es estrictamente económico.

“La educación es un derecho humano con un inmenso poder para transformar.”         Kofi Annan

Efectivamente, es la educación la que favorece el crecimiento del individuo, pero educar no consiste en inculcar lo aprendido, sino, como diría María Montessori, en agitar la vida, pero dejarla libre, favoreciendo su desarrollo. Por esta razón, cuando consideramos que nuestra verdad es la única, cometemos el error de que nuestro deber consiste en formar seres con nuestros principios.

“No puedo enseñar nada a nadie, solo les puedo hacer pensar.”         Aristóteles

Lo que vemos cambia lo que sabemos y cuando lo conocemos, modificamos nuestra forma de verlo. El ser humano, afirmaba Saramago, está constantemente en construcción, pero también, y de manera paralela, siempre en un estado de destrucción. Derribar y destruir es tarea fácil, solamente los héroes se levantan después de la caída y se rehacen tras los infortunios. Los éxitos en la vida no se miden `por lo que logras, sino por lo que superas. Y para ello se necesita voluntad. Y voluntad es lo que tiene la artista plástica Marina Morla, que nos ofrece, en su exposición EN DESARROLLO, una muestra de sus últimos trabajos. El dominio del dibujo, así como la fuerza expresiva de los mismos, evidencian la enorme capacidad de una artista muy joven que llegará muy lejos. Su deseo de aprender, así como su capacidad para observar y construir la erigen como una mujer comprometida con su trabajo y con una visión del mundo no exenta de compromiso.

Saber es relativamente fácil, afirmaba Huxley. Querer y obrar de acuerdo a lo que uno sabe es siempre más duro. Marina Morla es una artista plástica sin miedo, que desde muy joven ha visto, a través de una familia llena de artistas, que lo importante es no dejarse derrotar en la lucha por los ideales. Una batalla perdida es una batalla que uno piensa que ha perdido y sólo el miedo marca los límites para hacer posible lo imposible.

Retratos donde bulle la vida. Blanco y negro. Luces y sombras definen las emociones que discurren por su piel, donde la pintora deja su huella a través de un buen conocimiento técnico en el dibujo, así como seguridad y fuerza en el trazo. Nada la detiene porque sabe que la vida y el arte están en desarrollo permanente, pero si ustedes van a ver esta exposición, en el Palacio D. Gutierre de León, tendrán que detenerse, atrapados por su magia.

La educación es el gran motor del desarrollo personal, comentaba Mandela. Y Marina Morla, una joven comprometida con el desarrollo ajeno, pone de manifiesto, a través de su trabajo y su continua formación, que la perseverancia otorga la victoria, porque como apostillaba Gandhi, perder la paciencia es perder la batalla.

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.